Un lugar para descansar, cansarse y volver a descansar

Viviendo en la Ciudad de México, tomarse un descanso en medio del agitado ritmo en el que se vive en ella, es muy necesario.

Por cuestiones de salud mental es necesario romper con los hábitos diarios en algún momento y por salud física, para bajar los niveles del estrés, así como ayudar un poco a las vías respiratorias y la salud en general.

lugar-descansar

Curiosamente, entre los que vivimos en la ciudad, los problemas para ir de vacaciones no son cuestión de transporte sino de presupuesto, pues la Ciudad de México es el eje de todas las rutas aéreas y de autotransporte de pasajeros; está totalmente centralizado.

Las posibilidades de hacer un gran viaje organizado con todo cuidado suele reemplazarse por un “Acapulcazo” o un “Cuernavacazo”.

Nunca he encontrado el porqué de tanto aprecio por esos dos destinos, si existen ciudades alternativas para despejarse un poco.

Lo único que se me ocurre para ser la razón de esto es que viviendo en la ciudad, en un clima templado, nublado y agitado, lo que más se pudiera antojar es calor, sol y un lugar para darse un chapuzón.

Y si lo dudan, vean lo que sucede en las playas artificiales que colocan en algunos puntos de la ciudad en épocas de calor.

Cuernavaca, “el lugar de la eterna primavera”, es muy apropiado cuando se dispone de alguna casa de fin de semana, ya sea rentada o de algún conocido y que nos permite disfrutar de una pausa al desenfreno de nuestra ciudad por un par de días y a tan solo hora y media en auto.

cuernavaca

Si no se cuenta con esa facilidad, se descarta Cuernavaca, pues es una ciudad cara en términos de alojamiento y sobre todo que es el refugio de fin de semana de los Chilangos.

Entonces pasamos al Plan B: Acapulco.

Desde hace mucho, las carreteras que unen a la Ciudad de México y Acapulco se han mantenido en relativo buen estado, hasta que llegó la polémica Autopista del Sol.

Excelente trazo, grandiosos deslaves en varios puntos y una cuota tan alta que algunos de los hoteles de Acapulco ofrecen bonificar el importe de la caseta con tal de que la gente siga visitándoles.

Y es que la infraestructura que tiene Acapulco es reconocida mundialmente desde hace más de medio siglo.

Dejando de lado los incidentes de seguridad que han surgido en los últimos años, este puerto es el lugar del reventón por excelencia.

acapulco

Hace algunas décadas era el lugar casi oficial para las Lunas de Miel y el lugar de los mochileros que hacían uso del famosísimo “Hotel Camarena”, que era hacer una cama en la arena y a ver qué pasaba.

Los hoteles de Acapulco ofrecen una gran gama de precios y modalidades para hospedarse y los lugares de entretenimiento están por doquier.

Si se es joven o ya con suficiente edad para apreciar más detenidamente la belleza de la naturaleza, hay algo en Acapulco que le hará sentir reconfortado.

Ha sido un lugar preferido por famosos actores de Hollywood, magnates navieros, escritores y visitantes de todo el país, y es por muy buenas razones.

Si ya fuiste, repite y si no has ido, entonces, conócelo.

¿Desea un poco de tacos para su salsa?

¿Alguna vez han imaginado una taquiza en que no haya salsa? ¡No! Es casi un delito.

Para los mexicanos es algo que no se puede concebir, simplemente no. Hay quienes dicen que el secreto de un buen taco es la salsa que le acompaña.

La salsa debe ser adecuada para cada taco y no se trata simplemente de agregarle un sabor picante al taco, sino de resaltar los ingredientes de forma armoniosa.

Las salsas son la esencia misma de las taquizas y es casi tan rigurosa como la forma en que una dama combina el color de los zapatos y su bolso, cualquier falla echará por tierra todo.

taquizas

Una de las complicaciones que tienen las salsas es que requieren de algún tipo de chile, que a veces se usa fresco y en otras tantas se usa el chile seco.

Hace ya algún tiempo tuve la oportunidad de viajar a varios sitios del país por cuestiones de trabajo y sin proponérmelo logré hacer un recorrido salsero inimaginable. Algunas de las salsas que más recuerdo son:

  • Salsa de chile morita. Llevaba chile morita molido con ajo, cebolla y sal. En ocasiones fríen la salsa para que dure más y va bien con tacos de guisados o carne, o casi con lo que se quiera. Es una de las salsas más versátiles.
  • Salsa de chile de árbol en molcajete. La normal, que lleva jitomate, chile de arbol fresco, ajo y sal, que se muelen en el molcajete y de ahí se sirve en antojitos como sopes, o tacos de chicharrón, por ejemplo. En una ocasión, en Hidalgo,me tocó comer esta salsa, sólo que con el chile de árbol seco y gusanos de maguey, acompañando tacos de cabeza… altamente recomendable, por extraño que parezca.
  • Salsa tamulada. ¿Qué sería de los panuchos, cotzitos y papadzules sin la salsa de habanero? Muchos chiles habaneros con sal, naranja agria y vinagre, apropiada para toda la comida Yucateca. Punto.
  • Salsa borracha. Tomates verdes, chile pasilla, ajo, vinagre, aceite, pulque, sal y queso. Posiblemente una de las más sofisticadas y compañera inseparable de los tacos de barbacoa.
  • Salsa mexicana o “pico de gallo”. Jitomate crudo, cebolla, cilantro y sal. Para las botanas de domingo, muy versátil.
  • Salsa verde. Tomate verde, chiles serranos, ajo y sal. Opcionalmente se puede freir y resulta muy apropiada para los tacos de carnitas.
  • Chile de árbol o serrano, aguacate, cebolla y sal. Esta es buena para cualquier taco y existen muchas variantes.
  • Salsa de Tlaquepaque. Tomate verde, chile de árbol seco, ajo y consomé de pollo. Se muele y se fríe, excelente para las carnes asadas y carnes en su jugo, preparadas en Tlaquepaque, Jalisco.
  • Salsa macha. Muchos chiles de árbol secos, aceite de oliva y sal. Se fríen los chiles y se muelen con el aceite, acompaña bien el pan de cazón y pescados a la talla… Cuidado, es para profesionales del picante.
  • Salsa de cacahuate. Cacahuates, chiles de árbol secos, aceite de oliva, ajo, sal y agua. Se fríen los chiles y el cacahuate, después se muele con los otros ingredientes y listo, a enchilarse. Muy buena con platillos veracruzanos.

salsas

De esos recorridos de trabajo, estos fueron algunos de los mejores recuerdos y es que así como existen muchos tipos de tacos, hay muchas salsa que los acompañan.

Así que a enchilarse, porque el picante es comida de tercos.

Las visitas familiares al Bajío

Mi familia se encuentra regada principalmente en Morelia, Michoacán y en Guanajuato, entre las ciudades de San Miguel de Allende, Silao y en la capital de Guanajuato.

Hablar de mi infancia era justamente salir dos o tres veces al año rumbo a estos lugares que, durante mi tierna edad, distinguía por las actividades que hacíamos en cada lugar y la cara de mis tío y primos que visitábamos.

sanmiguel

Llegar a Michoacán significaba correr a campo traviesa, comer a diestra y siniestra e ir a un par de balnearios donde sus aguas eran extraordinarias.

Siempre claras y cristalinas, donde sus aguas tibias recibían a toda la turba de chamacos que nos lazábamos sin más que un traje de baño.

Una peculiaridad que mi mamá nos hizo notar es que no olían a cloro, ya que eran aguas donde la corriente no se detenía, puesto que provenían de un ojo de agua. Esto era lo que les daba ese toque de magia y particularidad.

En este estado, la vida de los niños era toda una aventura, porque no estábamos pegados al regazo de los mayores; éramos libres de trepar árboles y comer la fruta del huerto de mi abuelita que siempre tenía frutas dulces y enormes.

Ya sea un durazno, mango, guayabas, pitayas, limones, naranjas o bien varias verduras como chayotes, chiles y jitomates.

Sencillamente este era un paraíso para nosotros, los niños capitalinos que no veíamos caballos, vacas ni cerdos en nuestro día a día, ni comíamos huevos frescos recíen empollados. Eso solo se vivía con la abuelita Toña.

En comparación tenemos nuestras visitas al estado de Guanajuato; aunque nos la pasábamos bien, distaba mucho del trajín y la forma de hacer las cosas.

En Guanajuato, en cualquiera de sus versiones, era el pedir permiso para todo y esperar el llegar de misa para jugar.

En San Miguel de Allende, por ejemplo, sólo podíamos salir si un adulto nos llevaba al jardín del pueblo o a una de las casas de mis tíos que se encontraba a las afueras.

En la casa de los abuelos, todo consistía en ayudar en los deberes de la casa, rezar y comer debidamente a sus horas.

Al salir de San Miguel de Allende, tomaba otro sabor, ya que al visitar a un par de hermanos de mi papá llegábamos a algún hotel en Silao, porque no podíamos hospedarnos en sus casas.

silao

Hasta la fecha no me queda claro el por qué, mas veía a mi mamá muy contenta, porque para ella esto sí significaban vacaciones.

Estando en Silao podíamos ir a las aguas termales de Comanjilla o nos dábamos una escapada a León por el clásico calzado, ya entrados en materia, nos lanzábamos a Moroleón para la compra de algún textil.

Y cuando íbamos a Guanajuato, como dicen por esta parte del bajío “otro gallo nos cantaba”. En este lugar nos la pasábamos muy bien con mis primos, ya que era toda una odisea el caminar por sus calles estrechas y llenas de escaleras.

Visitar a los parientes en esta ciudad resultaba entrar en un laberinto donde la fuerza y buena condición física se requería para llegar con ánimos de seguir jugando.

Lo que más me gustaba de este lugar eran los desayunos de mi tía, quien guisaba delicioso y nos apapachaba con pastelillos y galletas recién horneadas.

En fin, ambas familiar eran diferentes, así como los lugares y lo que en cada uno nos ofrecía. Ahora guardo con mucho agrado cada uno de esos recorridos de mi infancia y pronto haré un recorrido a estas benditas tierras familiares.

Conoce la grandeza de Aguascalientes

Se trata del segundo estado más pequeño de México; pero si hablamos de historia, cultura y tradiciones, su grandeza es imponente. Aguascalientes se localiza en el centro del país y es parte de la macro región conocida como el Bajío. Colinda con el estado de Zacatecas al norte, noreste y oeste, y al sur y sureste con el estado de Jalisco. Esta ubicación hizo de Aguascalientes un punto de tránsito obligado para el comercio de la plata y otros minerales; por ello el estado también forma parte de la Ruta de la Plata o Camino Real Tierra Adentro, como también se le conoce.

aguascalientes

Pero la historia de Aguascalientes se remonta a un periodo anterior a la conquista, cuando los aguerridos chichimecas plantaban resistencia al poderoso imperio azteca. Para dominar el Bajío, los españoles debieron hacer frente a este grupo y fue para contar con un centro de abastecimiento y defensa que se fundó la Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes, en 1575. Se dice que antes de llevar ese nombre, el territorio fue conocido como San Marcos, pero el apelativo más popular y que prevalece hasta nuestros días, es el que hace alusión a los manantiales de aguas termales que abundan en el territorio; de ahí se derivó el nombre Aguascalientes.

Los manantiales que dieran nombre al estado y a la ciudad capital son también uno de los atractivos más interesantes de la región. A pocos kilómetros de la ciudad se encuentran los balnearios de Ojo Caliente y Valladolid; quien los visita, sale rejuvenecido gracias a las propiedades relajantes de las aguas termales. En las afueras de la ciudad también se encuentra otro paraíso para quienes disfrutan de la naturaleza y el turismo de aventura; se trata de la reserva natural de la Sierra Fría, una zona montañosa que invita a practicar senderismo, escalada o rappel.

Un viaje al estado no puede prescindir de un recorrido por el centro de la ciudad. Ahí se pueden admirar edificios coloniales como la Catedral Basílica, que se terminó de construir en 1738. Otras construcciones emblemáticas datan del siglo XIX, como el Teatro Morelos, edificado en 1885, o la columna jónica diseñada por Manuel Tolsá y terminada en 1808. El Palacio de Gobierno, con su distintiva fachada de tezontle, también es digno de una visita.

Aguascalientes también es una zona vinícola. Al norte de la ciudad, en el poblado de San Luis de Letras, se encuentra uno de los viñedos más importantes de la región, cuyas cosechas nutren a la bodega Hacienda de Letras. Ahí se puede hacer un recorrido enológico, en el que se pasea por los viñedos, se aprende acerca del cultivo de la vid y se pueden degustar algunas de las variedades de vino elaboradas en la bodega.

feria-aguascalientes

Entre las tradiciones más famosas de la capital hidrocálida está la Feria de San Marcos. En sus inicios, a principios del siglo XIX, la Feria fue un evento comercial y recreativo, pero con el tiempo se convirtió en un acontecimiento artístico y cultural, en el que lo mismo se puede gozar de la charrería y la fiesta brava, que de un concierto de rock o un espectáculo de baile. La Feria de San Marcos se lleva a cabo cada año, en el mes de abril y es también una excelente ocasión para disfrutar de la cocina regional. Hay que probar la birria, las gorditas de chicharrón en salsa verde o roja, o el lechón acompañado con guacamole y pico de gallo.

Hay mucho más que apreciar y descubrir en este pequeño territorio de enormes riquezas. Aprovechen la excelente calidad y servicio de los vuelos Interjet y conozcan esta maravilla del centro de México.

Viaja con Estilo

viajes

Cuales son los tips que necesitaras saber para viajar con estilo, todos amamos viajar, sin embargo existen muchos tipos de experiencias, podemos transformar un momento incomodo en totalmente placentero. Aqui te dejamos los mejores consejos que seguro necesitaras a la proxima vez que viajes.

Nunca olvides llevar un buen reloj, ademas de ser un accesorio basico para cualquier hombre, querras estar al corriente de las horas para no desorientarte y asi haras del reloj tu elegante mejor amigo.

Auriculares o audifonos, siempre es incomodo estar en un viaje de 8 horas y escuchar los ronquidos de el vecino incomodo, existen audifonos con supresion de ruido que te ayudaran a ignorarlo, recuerda que no importa que tan comodo sea el asiento en el que viajas si te incomoda una persona. Olvidate del llanto de bebes

Aunque antes era de lo mas comun que las lineas economicas te brindaran una manta, hoy en dia ya no lo hacen, con los costos de hidrosina en aumento se les hizo conveniente quitar ese servicio tan importante, no olvides llevar una manta, recuerda que estaras volando a una altura considerable.viaja-estilo

Con esto podras tener unos viajes con estilo, sin gastar mucho dinero y disfrutar al maximo.